Nuez

Nueces - Noces

No la de Adán. Ya sabemos que las nueces son el fruto de los nogales que vinieron (los trajeron) de Persia, junto al Himalaya, y llegaron a nosotros por el Mediterráneo adelante. Desde Piedrafita a Becerreá, y por toda la montaña del este gallego, el nogal es el rey de los árboles. El castaño es totémico a pesar de ser un vegetal.

El nogal es una yunglandácea, y la nuestra es la ‘yuglans regia‘ que tiene flores femeninas y flores masculinas, juntas en el mismo pie. Por consiguiente, no son dioicas, como el kiwi (llamémosle actinidia en gallego), en el que uie macho atiende a media docena larga de hembras. Suerte que tiene.

Lo de ‘yuglans‘ le viene del latín, en el que tiene el significado, al mismo tiempo, de nuez y de nogal.

Bajando de Piedrafita nos encontramos con el envejecido Municipio de As Nogais que tiene una parroquia llamada Noceda, y creo que por algo existen esos topónimos. En Ourense tenemos el Municipio de Nogueira de Ramuín, la patria de los afiladores y paragüeros. Y no olvidemos Negueira de Muñiz, en Lugo, que lo hicieron Municipio (separádolo de la Fonsagrada) el año en que yo nací.

De las cuatro especies de ‘yuglans’ cultivadas: regia (la nuestra y del resto de Europa), cinerea, nigra y californica, la primera es la más sabrosa y rica. La impuesta por el ‘marketing’ de los EE.UU., la yuglans californica, es un poco más grande pero es seca, sin la cantidad de aceite que tienen las nuestras y que tan bien sabe y sienta (igual que el de oliva). Creo que la californica, al masticarla, parece que llena un poco la boca de paja.

La madera preciosa del nogal, reconocida como la más atractiva y de mejor calidad del mundo, tiene el inconveniente de que tarda mucho en hacerse (del orden de cien años), y eso no atrae a los repobladores particulares mientras existan rápidos eucaliptos y pinos. No piensan en los hijos y, mucho menos, en los nietos.

Y cometen un error, porque si tuviera disculpa el egoísmo de no trabajar para los que vengan, ignoran que ellos mismos, en ocho años, comienzan a amortizar rápidamente las inversiones de una plantación bien hecha, a causa de las nueces que ya pueden recoger en cantidad y calidad. Nuestros nogales florecen en la pimavera y comienzo del verano. Para el mes de febrero ya podemos comprar nueces.

 

Por OLAF
Publicado en lareira.net: 10/12/2002
 

Lareiras.gal utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso según nuestra Política de privacidad y cookies.

Lareiras.gal utiliza cookies propias e de terceiros con fins estatísticos. Se continúa navegando, entendemos que acepta o seu uso según a nosa Política de privacidade e cookies.

Lareiras.gal uses its own and third-party cookies for statistical purposes. If you continue browsing, we understand that you accept its use according to our Privacy and Cookies Policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies