Unto

Unto

El unto es la gordura o grasa blanca que cubre las tripas del intestino delgado del cerdo, y que se extiende, se le echa sal gorda, y después se dobla haciendo una especie de hogaza que se ahuma y deja enranciarse, adquiriendo un color amarillo típico.

El unto comercial, hecho en los mataderos, mantiene el color blanco original porque no se ahuma, sino que se congela hasta que se hace la distribución. Hecho así tiene otro sabor que el unto casero.

Ya maduro y amarillo, es cuando se utiliza en ciertos platos gallegos y, sobre todo, en el caldo. Ya se sabe que ‘caldo que no lleva un poco de unto no está en su punto’, aunque más castizo es decir ‘cuanto más unto, mejores berzas’.

Se usa siempre en la fritada clásica de las truchas para divinizarlas.

Y también se usaba, en otros tiempos, para hacer las sopas del desayuno cuando no había leche suficiente. Entonces, cada uno de nosotros llenaba una taza con pan de centeno cortado en lonchas delgadas, muy bien colocadas, echando después por encima un cazo de agua hirviendo refriendo en ella, antes, un buen pedazo de unto. Si uno podía añadirle unas gotas de leche, las sopas sabían a gloria.

 

Por OLAF
Publicado en lareira.net: 10/12/2002
 

Lareiras.gal utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso según nuestra Política de privacidad y cookies.

Lareiras.gal utiliza cookies propias e de terceiros con fins estatísticos. Se continúa navegando, entendemos que acepta o seu uso según a nosa Política de privacidade e cookies.

Lareiras.gal uses its own and third-party cookies for statistical purposes. If you continue browsing, we understand that you accept its use according to our Privacy and Cookies Policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies