Vieira

VieirasLa vieira (Pectem maximus) es un marisco, símbolo jacobeo por excelencia. Un peregrino sin su vieira bien visible (o, por lo menos, una cualquiera de sus valvas) es como un jardín sin flores. Naturalmente, la vieira es un símbolo después de habérsela comido, porque su sabor es exquisito. En el apartado de recetas podrán leer como se preparan, constituyendo un par de ellas, grandes, un primer plato suficiente. Pero, si no fueran un poco caras, hay una manera deliciosa de comerlas, sacadas de su concha y bien limpitas y escurridas: se trata de comerlas fritas. Lo que sucede es que, así preparadas, un primer plato con dos vieiras no llega a nada. Por mi parte les aconsejo que coman entre media y una docena.

En todos los idiomas (excepto el inglés, claro) el nombre que se le da a la vieira está relacionado con Santiago de Galicia: en portugués es el mismo que en castellano o en gallego; Coquille de Saint-Jacques, en francés, o Jacobmuschel en alemán, etc.

Es imprescindible.