Patata de Galicia (I.G.P.)

Indicación Geográfica Protegida

Patatas

Estoy convencido de que el pueblo gallego se mantuvo a lo largo de la historia, y de la prehistoria, gracias al caldo y a la leche. Vinculado al caldo está, naturalmente, el cerdo, pariente del jabalí… y de algunos más.

Si ustedes piden en un restaurante un plato de caldo (plato humilde que non se encuentra fácilmente) verá que tiene patatas, cortadas y cocidas; es decir, los tubérculos de la Solanum tuberosum. Y reflexionando un poco, piensa uno que las patatas vinieron de América y, por consiguiente, los gallegos no pudieron utilizarlas hasta el siglo dieciséis, por lo menos.

Pero es que antes no hacían el caldo sin añadirle un sustitutivo de la patata. Este sustitutivo fue la castaña. Y aún se hace en algunas partes caldo de castañas.

Las castañas se llamaban ‘balocas’, y en algunas comarcas, hoy en día, se llaman ‘balocas’ a las patatas. De Rianxo para abajo, por ejemplo.

Las patatas gallegas tienen unas especiales cualidades organolépticas según las comarcas donde se cultivan y el abono empleado. Para la patata de siembra no hay como la Limia, pero lo verdaderamente importante es que la patata se usa en Galicia para docenas de platos como ingrediente principal, y como acompañamiento de otras muchas docenas más.

 

Por OLAF
Publicado en lareira.net: 10/12/2002