Pimientos de Arnoia

Indicación Geográfica Protegida

Los pimientos de Arnoia, con los de Padrón, son los pimientos gallegos por excelencia. Todos ellos son ‘capsicum annuum‘, pero las variedades y sus sabores son completamente distintos.

Los pimientos de Arnoia son de un color verde claro y bastante grandes, de manera que su vocación culinaria es diferente a los de Padrón. Su sabor es exquisito y suave, sin sorpresas de ejemplares picantes.

Por su tamaño, aunque pueden acompañar, asados pelados, o fritos, a cualquier plato, admiten rellenarlos con diversos mejunjes, e incluso con un solo producto. A mí me gustan, por ejemplo, asados, pelados cuando enfrían, rellenos de pulpo (estilo feria) y rebozados. Después, con horno o aceite caliente, los ponen a punto los cocineros.

Por la fama de los de Padrón, los pimientos de Arnoia fueron poco conocidos. Para darse bien, necesitan el clima tibio que disfrutan las dos orillas del río Arnoia que atraviesa el ayuntamiento.

Una cooperativa comenzó a comercializarlos en el año 1969, y aprovechando la concentración de la oferta, se celebra desde entonces la Fiesta del Pimiento de Arnoia, el primer fin de semana (de jueves a Domingo) del mes de Nuestra Señora.

Millares de personas ya se dan cita allí para saborear los pimientos y divertirse cuatro días.

Porque en Arnoia no solamente hay pimientos.

Pemento da Arnoia